Los auges proteccionistas que estamos viviendo en el contexto económico global generan gran miedo en los mercados y la economía. Mientras que, en 2018, las previsiones para el nuevo año reflejaban un crecimiento económico global del 3,9, según el Fondo Monetario Internacional, los auges proteccionistas y las amenazas de guerra comercial han provocado nuevos reajustes a la baja en las previsiones.

Y es que paralizar el comercio global, así como el conjunto de millones de transacciones que este representa, es ponerle freno a uno de los mayores motores de crecimiento económico que la globalización ha generado. Un comercio mundial que ha pasado de ser, como indica el FMI, un añadido del crecimiento económico, a ser el condicionante para este crecimiento económico.

Según Christine Lagarde, presidenta del organismo y ex Ministra de Economía francesa, el crecimiento económico para el nuevo año iría muy sustentado de un fuerte crecimiento en el comercio global y el crecimiento del número de transacciones entre los países. Únicamente, de este modo, se podrían experimentar esos crecimientos que el organismo preveía. Previsiones que, ante un bloqueo comercial, se verían frustradas.

Y así lo hemos visto, las tensiones que ejercía Estados Unidos sobre China, con el único fin de destronar al país asiático como líder del comercio global y corregir, así, un déficit comercial bastante abultado, ha llevado a estos organismos a realizar nuevos ajustes a la baja en estas perspectivas; mermando los crecimientos en casi un punto porcentual.

La gran apuesta de China por el comercio global provocó que el país se situase como el país líder en crecimiento económico del mundo. Una apuesta que acabó convirtiendo a la economía asiática en el motor de crecimiento mundial y en una de las economías más punteras en materia de crecimiento. Unos resultados que no sentaron muy bien en Estados Unidos.

Al igual que China, muchos países están apostando muy fuerte por el comercio internacional como motor de crecimiento, siendo México ejemplo de ello. El país azteca, en los últimos años, ha apostado muy fuerte por las transacciones internacionales como apuesta de crecimiento, abriendo sus mercados y mostrando un mayor grado de apertura en las fronteras. Ya lo hemos visto en los acuerdos alcanzados con Estados Unidos o Canadá.

Para México, el 74% de su Producto Interior Bruto es representado por el comercio exterior, lo que supone que tres cuartas partes de la economía mexicana depende, directamente, del comercio exterior y las transacciones que realiza el país. Todo ello como resultante de una gran apuesta por la liberalización del país y el incremento del grado de apertura de las aduanas y pasos fronterizos de mercancía en el país.

Una gran apuesta y que ha provocado que México se corone como la economía hispana más fuerte del mundo. Una economía con gran potencial y que pretende posicionarse como una economía líder entre las principales economías del mundo. En los últimos años, la apuesta del país ha sido muy fuerte y pretende fortalecerse con el paso del tiempo y la penetración del país en más mercados.

El comercio exterior, para México, ha actuado como un detonador de atracción de inversiones, crecimiento y desarrollo para el país. Democratizar las oportunidades y los beneficios que implica la liberalización comercial y la integración, de este, en el mercado global implica integrar a más empresas, sectores y regiones al carro de la globalización. Una globalización cada vez más necesaria, como hemos dicho, para crecer.

Fuente: Forbes

La cifra resultó menor a la expansión que registró la economía en octubre del 2018, de 2.0 por ciento.

En noviembre del año pasado, la economía mexicana sufrió una desaceleración, de acuerdo con los datos mostrados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), el cual da seguimiento mensual a la economía de México, registró una tasa de 1.7% anual con cifras desestacionalizadas.

La cifra de noviembre resultó menor a la expansión que registró la economía en octubre del 2018, de 2.0 por ciento.

Al interior del IGAE, las actividades primarias —las cuales se refieren a la agricultura, cría y explotación de animales, así como el aprovechamiento forestal, la pesca y caza— registraron un crecimiento de 4.3% en el penúltimo mes del año, tras la contracción de 2.5% que tuvieron en octubre.

Por su parte, las actividades secundarias registraron su primera contracción en ocho meses, de 0.8 por ciento. Lo anterior se entiende como resultado de las contracciones que sufrieron la minería, de 7.9% y la construcción, de 2.5 por ciento.

No obstante, las industrias manufactureras registraron un crecimiento de 1.6% anual mientras que la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final registró una tasa de 0.6 por ciento.

En lo que se refiere a las actividades terciarias, estas mostraron una desaceleración en su tasa de crecimiento, al registrar una expansión de 2.9%, menor a la que se presentó en octubre de 3.2 por ciento.

Dentro del sector servicios, el que se refiere al de esparcimiento cultural y deportivo, entre otros, se contrajo 0.8%; el comercio al por mayor 0.6%, y las actividades legislativas, gubernamentales, de impartición de justicia y de organismos internacionales y extraterritoriales 0.5 por ciento.

Cierre desacelerado

Tras el dato del Inegi, analistas de Monex y Banorte previeron que, para el cuarto trimestre del 2018, es probable que el Producto Interno Bruto registre una desaceleración.

“Hacia el cierre del año, la actividad económica en México ha registrado un avance de 1.7% anual, similar a 1.8% obtenido en el mismo periodo del año anterior, pero debajo del crecimiento del mes anterior y por debajo del crecimiento promedio de 2.0% en lo que va del año”, acotó Monex.

Por su parte, analistas de Banorte reconocieron que los riesgos para la economía están menos sesgados a la baja dada la fortaleza en los servicios.

“El incremento en la incertidumbre a finales de octubre y principios de noviembre no pareció haber tenido un efecto tan adverso como el que esperábamos. Por el contrario, seguimos creyendo que un efecto potencialmente negativo en el último mes del año, particularmente para los servicios, es la significativa sorpresa inflacionaria y el aumento en el desempleo en el mes”, añadieron.

Pese a que el resultado confirma la desaceleración de la economía en el cuarto trimestre, Monex refirió que el dato es optimista ya que se esperaba una desaceleración más abrupta.

“Hacia adelante, es posible que este comportamiento se acentúe, sobre todo porque el crecimiento en el desempleo registrado en diciembre apunta a un menor ritmo de la actividad económica, aunado a las afectaciones que pudieran registrarse ya durante diciembre en varias de las industrias productivas por el desabasto de combustibles”, acotó Monex.

Fuente: El economista 

La empresa de tecnología financiera KiWi anunció una inyección de capital de 3.2 millones de dólares en su ronda de inversión Serie A que utilizará para apoyar la inclusión financiera de microempresarios, así lo informó este martes la fintech a través de un comunicado.

De acuerdo con KiWi, el objetivo es impulsar a un mayor número de empresarios independientes y Pymes en México; además, aclara que la inyección de capital es de origen euro-mexicano y proviene de fondos de inversión de iniciativa privada y de impacto social, en particular de la ONG francesa Positive Planet y la fundación suiza 1to4.

La compañía moderniza la industria de las microfinanzas a través de la digitalización, otorgando créditos pre-aprobados a pequeños empresarios no bancarizados.

KiWI es una empresa de tecnología financiera que integra en una app un sistema de pagos y financiamiento.

Según la empresa, la aplicación ofrece a más de 20,000 usuarios una terminal de cobro para recibir pagos con tarjeta de crédito o débito, con una comisión de sólo un 3%, más IVA, con financiamientos a tasas justas al segmento.

Fuente: Expansión 

En 2019, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) del sector energético registradas en Nuevo León, podrán tener un gran crecimiento si se integran a la proveeduría del Clúster Energético de Nuevo Leónpor lo que se les invita a sumarse, informó César Cadena, presidente del organismo empresarial.

“El Clúster Energético de Nuevo León invita a todas las empresas del sector energía del estado a sumarse a las actividades del Clúster en el nuevo Comité de Desarrollo de Proveedores”, dijo a través de un comunicado.

Señaló que este nuevo comité a formalizarse “será un grupo de trabajo enfocado a las Pymes y al fortalecimiento de la cadena de valor de la industria energética”.

Para la integración al programa de proveedores, el Clúster Energético, se reunirá con representantes de Pymes en el estado, las cuales podrán conocer los beneficios de formar parte del comité, los costos, así como el seguimiento de apoyo que recibirán.

“Vamos a informar las acciones que el Clúster Energético de Nuevo León y la Secretaría de Economía y Trabajo realizaremos para apoyar el desarrollo de las empresas participantes y su integración a la cadena de valor”.

Expresó que las Pymes que se integren al programa también formarán parte del sitio web de Proveedores de la Industria Energética, que será presentado en la reunión a efectuarse la próxima semana.

En dicho encuentro, señaló, además se darán a conocer los resultados globales finales del proyecto de Desarrollo de Proveedores realizado previamente por el Clúster Energético de Nuevo León.

Destacó que la misión del Clúster es impulsar el desarrollo del sector energético en Nuevo León, tanto en materia de energías convencionales, como de energías limpias.

Eso se hace, enfatizó, al crear un ambiente de colaboración intrasectorial para promover y fomentar el desarrollo de nuevas empresas, aumentando la competitividad y transformando al estado en un polo energético integrado líder en la generación de innovación, investigación y desarrollo, junto con la formación de capital humano.

Fuente: El empresario

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes), son parte primordial de la economía; sin embargo, sólo 10% de ellas posee una plataforma online para hacer crecer su negocio, por lo que es necesario que más se sumen al ecommerce.

La empresa mexicana EnvíoClick aseguró que las Pymes tienen un gran potencial de aprovechamiento y aplicación del comercio electrónico, “lamentablemente es la falta de conocimiento del tema lo que hace que muchas todavía no den el salto a la plataforma electrónica”.

En México hay alrededor de 4 millones 926,000 empresas, de las que 97.6% son Pymes y generan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% del empleo en el país, pero sólo 10% tiene presencia en línea.

Añadió que en este año, México podría rebasar los 20,000 millones de dólares de ventas vía comercio electrónico, con lo que se ubicaría entre las 15 naciones con mayor crecimiento en este segmento en el mundo, y líder en América Latina junto con Brasil. En ello, las Pymes pueden jugar un papel importante.

Las ventas de comercio electrónico en América Latina superan los 57,000 millones de dólares, casi 3% del total mundial, revela el Índice Mundial de Comercio Electrónico 2018 de la firma Linio, que incluye a 53 países de ocho regiones del mundo.

Por su parte, el Ranking de América Economía Intelligence revela que Brasil reporta ventas por 19,722 millones de dólares y México por alrededor de 18,000 millones de dólares el último año, aunque los especialistas prevén que se podrían superar los 20,000 millones.

En opinión de EnvíoClick, en 2019 se espera que el comercio electrónico siga creciendo y más Pymes se sumen a las ventas on line, para hacer crecer sus negocios.

En ese sentido, uno de los mayores desafíos y factor clave del éxito de las tiendas online es la operación logística, ante el impacto que genera en la experiencia de sus clientes y en consecuencia, en el negocio.

Por ello, es importante no perder de vista el contar con una logística fuerte, o con un socio que pueda proveer de ella y cubrir las necesidades del negocio, recomienda EnvíoClick, la principal plataforma logística que apoya a empresas mexicanas en comercio electrónico.

De acuerdo con el Índice Mundial de Comercio Electrónico, China encabeza las transacciones en línea a nivel mundial, con ventas mayores a 636,087 millones de dólares, seguida de Estados Unidos, que factura 504,582 millones de dólares; y Reino Unido, con 86,450 millones de dólares.

Fuente: El empresario

Grandes compañías, bancos, personalidades de la farándula y empresarios, incluidos beneficiarios de la reforma energética, recibieron condonaciones de impuestos por más de 272 mil millones de pesos durante la gestión de Enrique Peña Nieto, revelan informes preliminares del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Las cargas impositivas conmutadas son superiores al costo estimado para los cinco programas sociales y laborales (Jóvenes Construyendo el Futuro, Sembrando Vida, Pensión para Adultos Mayores, Becas para Educación Media y Superior y Pensión para Personas con Discapacidad) más importantes de la actual administración, calculado en casi 200 mil millones de pesos por BBVA Bancomer.

Es importante señalar que dichas condonaciones se aprobaron durante el gobierno en que se hizo una reforma fiscal que tenía como objetivo aumentar la recaudación.

Además de las compañías y bancos de los empresarios más prominentes beneficiados, como Carlos Slim Helú, Roberto Hernández, Carlos Peralta, Carlos Hank González, Antonio del Valle Ruiz, Olegario Vázquez Raña, Ricardo Salinas Pliego, Emilio Azcárraga y Dionisio Garza Medina, se incluyen artistas, como Carmen Salinas, Kate del Castillo, Eduardo Capetillo y Emmanuel, así como el actual gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco.

Los informes revelan que durante el sexenio anterior la empresa de construcción Ingenieros Civiles Asociados, encabezada por Bernardo Quintana Isaac, obtuvo una condonación por 4 mil 968 millones 608 mil 152 pesos.

El sector financiero también obtuvo beneficios. Los bancos Famsa, Autofin, Bank of America, Bansi, BBVA Bancomer, Del Bajío, Compartamos, Credit Suisse, Inbursa, Interacciones, Invex, International, Multiva, Mifel, Monex, Mercantil del Norte, Nacional de México, Santander, Ve por Más, HSBC, Actinver y Scotiabank Inverlat obtuvieron conmutaciones por 371 millones 821 mil 80 pesos.

Las aseguradoras ABA, Alianz, Ana, Ace, Axa, GNP, Quálitas, Atlas, Azteca, Banorte, Zurich Santander y Zurich lograron condonaciones en conjunto por 34 millones 214 mil 541 pesos.

Grupo Iusa, liderado por Carlos Peralta, obtuvo una absolución de impuestos por 37 millones 400 mil 611 pesos.

La automotriz Volkswagen logró una condonación de 56 millones 147 mil 126 pesos. Cosmocolor, de Jorge Kawagi, obtuvo un perdón por un millón 734 mil 211 pesos.

A la multinacional Herdez se le condonaron 6 millones 397 mil 513 pesos.

A Dionisio Garza Medina, ex presidente del regiomontano Grupo Alfa y ahora presidente del consejo de Grupo Topaz, que obtuvo 3 mil 358 kilómetros cuadrados en Tamaulipas, Tabasco y Veracruz para explotar campos de gas y petróleo ligero y ultraligero mediante la subsidiaria Jaguar, se le perdonó un millón 361 mil 253 pesos.

América Móvil, encabezada por Carlos Slim, recibió una condonación de 57 millones 208 mil 375 pesos, y la Cervecería Modelo obtuvo una conmutación impositiva de 352 millones 944 mil 228 pesos.

Otras empresas que recibieron absolución fueron Grupo Televisa, por 13 millones 114 mil 492 pesos, y Azteca Novelas, de Ricardo Salinas, por 13 millones 280 mil pesos.

La constructora GEO recibió una condonación en 2016 por 3 mil 72 millones de pesos por sus operaciones en diversos estados del país.

Kate del Castillo y Carmen Salinas recibieron conmutaciones por 394 mil 729 pesos y 113 mil 386 pesos, respectivamente, en tanto al actor Eduardo Capetillo se le perdonaron 396 mil 936 pesos. A Jesús Emmanuel Arturo Acha Martínez, conocido artísticamente como Emmanuel, se le condonaron 285 mil 221 pesos. Al ahora gobernador de Morelos, Cuahtémoc Blanco, le perdonaron 302 mil 230 pesos.

Fuente: La jornada

Los empresarios del país se pronunciaron por acelerar la marcha de la economía en el país, a través del impulso a la competitividad, apertura de mercados internacionales y estabilidad económica para superar el crecimiento de 2 y 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) calificó como positivo el balance de 2018 para México, aunque reconoció que éste es aún insuficiente en términos económicos, políticos y sociales.

“Con el trabajo decido de todos los mexicanos, logramos superar retos importantes durante el año, pero aún no alcanzamos las tasas de crecimiento necesarias para terminar con la pobreza y cerrar las brechas de desigualdad”, expuso la cúpula empresarial.

En su documento semanal La Voz del CCE, el organismo destacó que la conclusión de las negociaciones del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, permitirá consolidar al país como una potencia exportadora y forjar una región más competitiva a nivel global.

También, refirió, se logró un nuevo marco jurídico para hacer de la mejora regulatoria una política de Estado para simplificar, y que facilite la creación y operación de las empresas, especialmente de las más pequeñas; en los próximos años fundamental avanzar por ese camino.

“No tenemos que inventar el hilo negro: estados como Querétaro y Guanajuato han crecido a tasas de 9%, más similares a las de China que a las del resto del país. Y lo han logrado apostando por la competitividad, por su integración a las cadenas globales de valor, así como el desarrollo de más y mejor infraestructura, colaborando así a un desarrollo integral regional”, señaló.

Mencionó que la incursión en los mercados internacionales no solo ha acelerado el crecimiento, sino que ha tenido un impacto directo en los niveles de bienestar social.

Entre 2010 y 2016, los cinco estados que más exportan redujeron la población en condición de pobreza en casi 20%, mientras que desafortunadamente, en las cinco entidades que menos exportan, el número de pobres creció 5%.

Para combatir la pobreza y la desigualdad, señaló el CCE, se necesita crecer económicamente, generando empleos que incorporen a los productores más pequeños en la actividad productiva global, en la competitividad.

En este sentido, estimó que las micro y pequeñas empresas pueden crecer más si se fomentan los encadenamientos productivos donde ellas puedan participar y cuenten con la innovación y el financiamiento necesario.

“Necesitamos una mayor transferencia de tecnología y atracción de inversiones, y para lograrlo, es importante mantener la estabilidad de la economía y seguir abriendo el alcance y la competencia de nuestros mercados”, puntualizó.

A decir del CCE, es alentador el mensaje de responsabilidad fiscal trazado por el nuevo gobierno para 2019, sin embargo, así como el Paquete Económico presentó buenas señales, también reveló un enfoque mayoritariamente asistencialista.

Aunque aumenta la inversión en infraestructura, no se prevé que ésta sea suficiente y esté dirigida a detonar un mayor ritmo de crecimiento, indicó.

Asimismo, expresó el compromiso del sector por seguir trabajando en favor de las familias mexicanas. “Vamos a mantener el esfuerzo que hemos realizado durante años para generar hoy nueve de cada a 10 empleos en el país, y pagar salarios cada vez mejores”.

Fuente: Expansión

A juzgar por las noticias, la economía mundial es una montaña rusa que va cuesta abajo. Está el Brexit, las guerras comerciales, la disputa de Italia con la Unión Europea, las renovadas sanciones de Estados Unidos contra Irán, la bomba de deuda china, el nerviosismo de las bolsas, la intermitente fuga de capitales de países en desarrollo y más.

Pero los datos cuentan una historia más tranquila y feliz. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía mundial está en camino de crecer un saludable 3.7 por ciento en 2018. Es exactamente la tasa a la que creció en 2017. ¿El pronóstico del FMI para 2019? De nuevo 3.7 por ciento. Es una meseta, cierto, pero una meseta alta.

El contraste entre el rumor diario negativo y las condiciones subyacentes positivas es más acusado en EU, donde el crecimiento de la economía se ha fortalecido y extendido: las tasas de crecimiento anual en los dos trimestres intermedios de 2018 fueron de 4.2 por ciento y 3.5 por ciento. En octubre, la economía generó 250 mil empleos.

Esa clase de crecimiento no es sostenible en una nación rica con una fuerza laboral de crecimiento lento y una productividad mediocre. Aun así, si EU llega a junio sin una recesión, la tendencia al alza superará los 120 meses. Eso rebasa la expansión de 1991-2001 para convertirse en la más larga desde al menos 1857, el inicio de los registros documentados por la National Bureau of Economic Research, la Oficina Nacional de Investigación Económica.

Por lo tanto, las perspectivas para 2019 son mejores de lo que se esperaría dadas las minicrisis por doquier.

El fuerte crecimiento de EU no solo es bueno para los estadounidenses, es bueno para los trabajadores de los países que producen bienes y servicios que ese país compra. De hecho, EU es el principal responsable de mantener el crecimiento mundial marchando a un ritmo uniforme, a pesar de la desaceleración de otras economías importantes en todo el mundo.

Por otro lado, la economía estadounidense tiene desventajas. Presiona a las naciones vulnerables como Argentina y Turquía, que dependen de la entrada de capital. Pues los inversores globales, que ponen su dinero donde creen que obtendrá el mayor rendimiento, tienen más probabilidades de elegir a EU sobre otros países. Mientras tanto, la Reserva Federal está elevando las tasas de interés a corto plazo para evitar el sobrecalentamiento de la economía del Tío Sam, lo que hace que los rendimientos de la nación sean más atractivos. Para competir por los fondos, los países vulnerables con déficits comerciales crónicos elevan sus propias tasas de interés, lo que inhibe el crecimiento. Bloomberg Economics pronostica, por ejemplo, que la economía de Turquía crecerá solo 0.8 por ciento en 2019.

Fuente: El Financiero

La reducción en el gasto público que impactará en la eliminación de algunos sectores como el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), podría afectar a empresas generadoras de empleo. 

De acuerdo con especialistas, la cancelación de este proyecto, desacelerará la creación de empresas de pequeñas y medianas empresas, y por ende, podría impactar en el número de empleos creados y el crecimiento de sectores como el retail. 

Y es que de acuerdo con Jorge Quiroga, director general de TodoRetail, 98 por ciento de la Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes) sostiene la economía del país, al dar trabajo al 78 por ciento de los mexicanos; por lo que la incertidumbre que genera la eliminación de Pronafim hace que para el próximo año se registre una perspectiva de crecimiento bastante conservadora. 

“Un reto que vemos es la incertidumbre del mercado, ya que hace que la gente sea más cautelosa, para el cierre de este año esperamos un crecimiento similar al del año pasado de alrededor de 7.0 por ciento; sin embargo, para el próximo año será de 4.5 por ciento, bastante conservador, debido a que cualquier persona se vuelve cautelosa después de acciones como la desaparición del Inadem, no sabemos que vaya a haber para los emprendedores”, dijo en entrevista con La Razón

Aunado a ello, mencionó que no se tiene absoluta claridad en lo que pueda suceder hacia delante con este sector, que en su mayoría tiene empresas pequeñas o emprendedores quienes son los principales afectados, ya que se registrará un rezago en el piso de ventas, aun cuando hay un mayor número de consumidores. 

“Por ley, no se pueden quedar sin dinero porque aún existen. Sin embargo, serán extinguidos en los próximos meses y los recursos sobrantes van a la dependencia, porque hará las funciones que realizan.

El Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim) no será eliminado”, destacó. 

Ante esto, Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), mencionó que si bien, las empresas podrían perder este apoyo, el gobierno federal ha pensado en otras opciones para beneficiarlas, aunque destacó que aún es pronto para determinar más impactos relacionados con esta decisión. 

Es importante mencionar que la SHCP propuso para el Inadem una partida presupuestal para el próximo año de 806 millones de pesos incluida una subpartida de 659 millones para el Fondo Nacional de Emprendedores; sin embargo, una vez extinto, este presupuesto se reasignará hacia la dependencia. 

NUEVOS APOYOS Y ESTÍMULOS. A partir del primero de enero de 2019, comenzará a operar la franja de 25 kilómetros, donde se buscará apoyar a personas que vivan en esa zona para evitar que migren hacia Estados Unidos.

 Lo planteado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador es una franja de 25 kilómetros de ancho donde habrá una reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 a 8.0 por ciento; una disminución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 30 a 20 por ciento y precios competitivos de los energéticos, similares a los que existen en el sur de Estados Unidos.

De acuerdo con especialistas, lo anterior es positivo, luego de que cuando se dan facilidades fiscales como éstas, casi siempre las empresas lograrán continuar con sus negocios.

Fuente: La razón

Muchos son los factores que intervienen en el crecimiento de una empresa, en esta ocasión hablaremos de uno al cual no se le da la importancia que tiene en el impacto de la organización, se trata del inventario.

Si tienes un negocio es probable que ya hayas tenido que enfrentar problemas comunes con tus inventarios. Quizá te ha pasado que en ocasiones no puedes satisfacer la demanda de tus clientes porque no cuentas con el producto o los insumos o quizá lo contrario, y te quedas con muchos artículos que no pudiste vender.

Si este ha sido tu caso, debes saber que estos problemas tienen que ver con la administración del inventario. Es muy probable que estés utilizando un sistema arcaico que no esté conectado con el resto de tu negocio, como el clásico archivo de Excel; sin duda, este programa es muy útil, pero no te brinda las herramientas que requiere tu negocio para tener una buena administración y crecimiento.

Si deseas satisfacer las necesidades de tus clientes y optimizar tus recursos es momento de que analices otros programas tecnológicos diseñados especialmente para administrar tus inventarios, entre otras muchas actividades.

La solución más práctica para garantizar una buena administración de los inventarios es la implementación de un ERP, (Enterprise Resource Planning), se trata de un sistema de planificación de recursos empresariales que coordina flujos de información de un negocio, como los inventarios.

La principal ventaja de implementar un sistema ERP es que te permitirá tener todo tu negocio conectado y en el área específica de los inventarios te permitirá conocer la información en tiempo real de datos como: número de existencias de los productos y análisis de rentabilidad con base en la rotación y márgenes.

Además, aportará información de gran valor que te permitirá mejorar la toma de decisiones de tu negocio, disminuir los riesgos de robo, tener una mejor logística y balance de inventarios en los puntos de venta.

Los alcances de un ERP van más allá de la administración del inventario. Con éste podrás automatizar para que se hagan pedidos automáticos al proveedor del producto, podrás determinar a qué punto de venta deberá llegar, avisar a los usuarios que lo requieren que ya está disponible o incluso programar su entrega y determinar cuándo volverán a necesitarlo y hasta crear la factura.

La administración de tu inventario es clave para el crecimiento de tu empresa, por ello asegúrate de contar con un buen sistema que además te ayude en la automatización del resto del negocio, recuerda que entre más conectadas estén las áreas podrás recibir información más detallada que te ayude a tomar mejores decisiones.

Fuente: Emprendices